DUELO Y TERAPIA

¿QUÉ ES UN PROCESO DE DUELO?

Es un estado de salud que es natural y necesario tras cualquier tipo de pérdida (muerte u otras situaciones) para poder vivir la experiencia sin que existan complicaciones posteriores a nivel emocional. Es decir, hay que atravesarlo para que realmente  no suponga una auténtica alteración de la salud y sí entonces implique una causa de enfermedad.

El duelo viene por tanto derivado del dolor más o menos intenso de añorar aquello que estaba o queríamos que estuviera, y ya no está, o va a estar de una manera diferente a la que ya estaba o deseábamos. Es un reajuste, un adaptación a una nueva situación.

Muerte, una pérdida más, pero no la única.

Según lo escrito en el párrafo anterior, comprenderás entonces que un duelo no viene derivado exclusivamente de un fallecimiento, sino que puede darse en diferentes circunstancias y es por eso que hablamos en general de pérdidas.  En la sección DUELO GESTACIONAL Y PERINATAL / INFERTILIDAD te hablo en concreto de las de pérdidas en el proceso de tener un hijo, pero ahora continúo explicándote un poco más a nivel global para que entiendas la base del trabajo que voy a ofrecerte.

DUELO Y TERAPIA

Que decidas o no acudir a terapia depende de diferentes factores, y eres  / sois los únicos que pueden valorar realmente esto y elegir en todo caso el momento más adecuado para ello. Debes tener en cuenta que, a pesar de que existen tendencias comunes, cada persona vive el duelo de manera única y singular según su propia experiencia y por eso la intensidad del proceso es diferente en cada uno más allá de que seáis de la misma familia o cualquier otra condición. Por otra parte, el dolor puede expresarse de maneras muy diferentes: rabia, tristeza, enfado, apatía ...

¿Por qué puede ser entonces tan diferente la vivencia? Esencialmente porque cada pérdida incorpora la vivencia de pérdidas anteriores en tu vida, especialmente si no han sido resueltas o elaboradas en su momento.  Así, la situación presente te hace revisar otros momentos de tu experiencia vital, cómo ha sido hasta ahora tu forma de expresarte, de querer, de relacionarte, cómo te has despedido hasta ahora de lo que para ti era importante, cómo te has/ han permitido vivir el dolor ... todo aflora en el proceso de duelo, hará que lo vivas de una manera singular, y puede ser un proceso de transformación hermoso donde crecer a nivel personal.

Como decía al comienzo, el duelo es un proceso un proceso natural, necesario y sano que en mayor o menor grado puede afectar a tu vida de muchas maneras, tanto a nivel físico como emocional. Por ello, es frecuente que algunas personas decidan que necesitan apoyo psicológico para poder vivirlo de una manera más  tranquila, consciente, cuidada y acompañada.

Así que personalmente te recomiendo que a la hora de decidir o no si venir a terapia, tengas en cuenta tu verdadera necesidad e inquietud más allá de los juicios que podamos tener en relación a este tema derivados de vosotros mismos o de otras personas. De cualquier forma, por si te sirve, en la sección DUELO GESTACIONAL Y PERINALTAL / INFERTILIDAD encontrarás los principales motivos más habituales por los que se suele a terapia en esta situación.

Si necesitas cualquier duda en relación a lo que ves aquí escrito, no dudes  es contactar conmigo.

27b47256bbb3aef994b4c211affd6a70